Ingresar al Correo

 

Con tranquilidad se desarrolló la operación al terminar el partido entre Junior – Deportivo Cali, tercer partido del segundo semestre del año en el que no se registran ataques vandálicos, gracias al trabajo conjunto entre la Policía Metropolitana de Barranquilla, las autoridades distritales y el Ente Gestor, para garantizar la prestación del servicio. 

 

Transmetro estima que 1.675 personas se movilizaron de ida y vuelta al estadio Metropolitano, es decir, 525 usuarios menos que en el partido Junior - Nacional que se jugó el domingo 30 de julio. La cifra se obtiene analizando las validaciones adicionales que se registran, luego de comparar con un jueves habitual en los mismos horarios.

 

Para la operación de retorno, Transmetro dispuso  ocho (8)  buses articulados adicionales en la estación Joaquín Barrios Polo/Estadio Metropolitano; de esta manera se agilizó la llegada de los usuarios hasta la estación Joe Arroyo, sin conexión con rutas alimentadoras del norte de la ciudad. 

 

 

La Policía Metropolitana controló a un grupo de personas que intentaba evadir el pasaje en la estación Pedro Ramayá. Con la entrada en vigencia del Nuevo Código de Policía, este tipo de compartimiento es sancionado con una multa de 184.000 pesos.